Yauza Palace es un teatro y sala de conciertos de Moscú. Cuenta con cinco salas de diferentes tamaños con buena acústica, lo que permite incluir en el repertorio una gran variedad de géneros.

Hicimos un rediseño de identidad basado en la necesidad de un cambio brusco. Ese cambio consistía en representar desde lo gráfico a un público más amplio, teniendo como premisa principal mostrarse, captar la atención y dar a conocer los conciertos. También partíamos de un diseño anterior algo apagado y monótono.

A partir de esas necesidades el color y el contraste surgieron como principales herramientas gráficas para destacar en una ciudad con un mayor porcentaje de grises. Y el contraste no solo a partir de los colores sino de estilos. Si bien el edificio tiene una presencia muy fuerte de historia y arquitectura, los espectáculos que allí suceden y el tiempo desde que funciona el teatro no se alinean con tal estilo. Planteamos por lo tanto colores plenos y áreas bien delimitadas determinando un lenguaje geométrico y abstracto.

Trabajamos junto con Ksenia Filatova (Limited Unlimited) buscando un logotipo que fuera activo y que representara "el lugar donde las cosas pasan". La abstracción de una columna, de una persona parada o un prisma (tres dimensiones que determinan un espacio). 

Además de contar con una sala central Yauza Palace alberga otras cuatro: sala rosada, verde, púrpura y dorada. Ese punto determinó la paleta de colores y el sistema dinámico que nos permitió que cada sala sea representada por una forma particular del logotipo. Generamos entonces un estado institucional y variante de colores análogos para representar las cinco salas.

En los programas y otras piezas, una de las necesidades era unir la nueva gráfica a lo que la gente sabía del teatro. Usamos entonces el edificio como imagen identificatoria.